Conóceme

Hola, soy Diego Mena, “Pelao” para los amigos. Actualmente vivo en Santiago (Chile).  Llegué al mundo de la fotografía a través de mi pasión por la música, el rock y el blues en especial, hace unos 8 años atrás. Fanático de los conciertos iba a todos lados con mi pequeña camarita de ese entonces, con la intención de guardar para mi aquellos momentos que me llenaban de alegría. Jamás pensé que algún día me dedicaría a la fotografía de manera profesional, eso hasta hace 4 años atrás que comenzó este emocionante viaje por el mundo de la fotografía de matrimonios, en donde descubrí mi real interés y motivación que es el fotografiar las relaciones humanas y sobre todo cuando es el amor del bueno, su motor principal.

Hablando un poco más de mi, del “Pelao”, soy una persona sencilla, de gustos simples, de viajar y conocer lugares distintos, de acampar y sentir esa conexión con la tierra, la Pachamama, siempre con buena música de fondo, por supuesto. Bueno para la comida, de sonrisa fácil y de lágrimas también, me emocionan hasta los comerciales jajaja (no tan extremo jaja). Tengo una gatita que se llama Aura que es mi regalona ya hace casi 5 años, la adopté de la calle cuando era bebé y somos como pan y mantequilla, como diría Forrest Gump jaja.

En estos años trabajando como fotógrafo de matris he descubierto que hay una sola manera de retratar las emociones de una persona, de poder fotografiar casi su alma y es involucrándome, derribando esa barrera que existe entre personas que hasta el día de ayer eran ajenas. Es por esto que es importantísimo que los novios, a parte de abrirme las puertas de su casa, también me permitan entrar un momento en sus corazones, en su intimidad
familiar, sin tapujos, mostrarnos tal cual somos, uds y yo, así el resultado será un montón de fotos naturales, llenas de risas y emociones, fotos espontáneas y reales.

Para mi es fundamental poder trabajar con novios que estén dispuestos a traspasar esa barrera que mencioné y que estén dispuestos a darlo todo el día de su matrimonio, como yo lo hago en cada matri. Es realmente increíble la magia que se genera cuando ocurre esto, emociones puras directamente desde el alma a la cámara.

Contratar al fotógrafo de su matrimonio es diferente a contratar otros servicios, acá es esencial el “feeling” que tengamos, que tanto uds como yo nos sintamos cómodos frente al otro. Por esto los invito a conocernos sin ningún tipo de compromiso, les cuento como trabajo, me cuentan de uds, resolvemos dudas y tiramos la talla.

 

 

Si sabes esperar, la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz.” Steve McCurry”

TYPE AND HIT ENTER